Mujeres en reparación

Mujeres en reparación

Pintura por Michaël Zancan

Estoy reparándome, para volverme una mujer Curada….
En medio de lo vivido y lo por vivir me encuentro aquí yo misma… cargando con el peso de las heridas que han abierto mi cuerpo por todas partes y destrozado mi alma.

En medio de lo vivido estoy aquí, yo, presente, latente, decidida a curarme, decidida a amarme, a hacer todo lo necesario para que mi esencia instintiva de mujer salvaje no se reprima, no quede en algún lugar del inconsciente, y estoy limpiando, estoy sacando todo lo que me ha dolido, lastimado, herido, mi piel y mi corazón cuarteado, a veces con lágrimas que ya no solo caen del los ojos sino de cada parte de mi cuerpo, llorando con el alma, sangrando y hasta aquí he llegado, voy a sanarme, voy a salvarme, porque así lo decido, aprenderé de tanto dolor todo lo que pueda, guardaré el tesoro de lo aprendido, dejaré ir el dolor y las heridas, y quedaré tatuada con las heridas de mi infancia, de mi juventud, de mi adultez y madurez. 
Siempre estamos heridas por algun lado, pero poco a poco, prometo que vamos cosiéndolas, reparándolas, curándolas, y un día nos levantamos como un ser nuevo, con las suturas, cicatrices, pero sin el peso, sin el daño, curadas, nuevas, listas para ayudar a más mujeres, a más personas, a más seres, a la mama tierra, y a todo lo que necesite ser reparado.

Ya no más no dejaré que me hagan daño, estaré acecho en mi vida, me estaré reparando, pido mucho cuidado al acercarse, estoy reparándome… curandome… llenando de luz las heridas de mi cuerpo y de mi alma.

Por María Beatriz Gallicchio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hablemos por Whatsapp